Noticias

Hallan en Guatemala una ciudad Maya de unos 2600 años de antigüedad

           Autor: Camila Siqueira
Autor: Rodolfo Araiza G.  |  Fuente: Flickr

Según el grupo de arqueólogos del Queens College de la Universidad de Nueva York, la ciudad Maya tendría unos 2600 años de antigüedad y se diferencia de las demás ciudades pertenecientes a esta cultura en cuanto a su estructura “muy estricta”; lo que hace pensar a los investigadores que la metrópoli tuvo que ser edificada por gobernadores “muy poderosos”

 

Lee también
» Sigue toda la actualidad universitaria a través de nuestra página de FACEBOOK
» Visita nuestro Portal de BECAS y descubre las convocatorias vigentes

 

La investigación aparecida en el portal Live Science cuenta que esta ciudad llamada Nixtun-Ch'ich' y que se encuentra en el departamento de Petén (limítrofe con México), fue construida con un patrón de cuadrícula similar al de Teotihuacán, algo que al parecer no era frecuente en los mayas. Los investigadores aseguran que la estructura estricta con la que se construyó esta ciudad es la evidencia de que la misma contó con un gobernador muy poderoso entre los años 600 y 300 a.C.

El grupo investigador, liderado por el profesor Timothy Pugh, excava la zona desde el año 1995 investigando los restos Mayas más recientes en el tiempo; pero la ciudad antigua fue encontrada por decirlo de alguna manera, “por partes”.

Descripción de la ciudad Maya

El área principal tiene 15 edificios que se encuentran alineados en base a una línea directa, con pirámides de hasta 30 metros de altura. Esto provocaba que las personas tuvieran que subir muchos escalones para alcanzar los templos en las cimas de las pirámides. Al final del camino ceremonial, en el borde oriental de la ciudad, existía una estructura que contenía tres edificios o pirámides encima de una plataforma, en forma de tríada. En cuanto a los edificios residenciales, éstos también fueron construidos según el patrón de cuadrícula.

La ciudad contenía una muralla de piedras y tierra que la protegía, mientras las zonas residenciales estaban ubicadas al norte y al sur de la ruta ceremonial.

Mediante las excavaciones los arqueólogos descubrieron que muchas de las estructuras de la ciudad estaban decoradas con yeso blanco brillante. Al respecto, Pugh asegura que “probablemente fue una ciudad muy brillante”. Sin embargo, el líder del grupo de investigadores estima que a pesar de que la ciudad era un espectáculo para la vista, “su gente no debe haber sido muy feliz allí” debido al ambiente tan controlado que creen debe haber reinado en el lugar.

 

Preservación de la ciudad

El equipo investigador asegura que los residentes locales tenían conciencia de la existencia de la ciudad desde hace mucho tiempo, pero que gracias a los ganaderos dueños de la tierra el sitio pudo estar protegido contra los saqueos; lo que la convierte en uno de los pocos sitios Mayas que no han sido saqueados.


Pugh asegura que estos ganaderos lograron preservar el lugar mediante la utilización de un tipo de hierba que crece muy rápidamente, que además de contribuir con la alimentación del ganado protege el lugar de la erosión.



Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.