Noticias

6 preguntas trampa de una entrevista de trabajo

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock

Hasta los candidatos más “ideales” tienen que sortear algunas de las preguntas trampa de las entrevistas de trabajo durante un proceso de selección. Pero cuando el candidato asiste preparado nada de esto logrará desestabilizarlo, por lo que es importante conocer cuáles son estas preguntas con trampa más comunes. Descúbrelas a continuación.



Las 6 preguntas trampa de una entrevista de trabajo más comunes



1 - ¿Conoces nuestra empresa?

Contestar que no sabes exactamente a qué se dedica la empresa muestra un gran desinterés, así que nunca lo hagas. Es importante que realices una investigación antes de asistir a la entrevista, para demostrar en caso de que te hagan esta pregunta, que sí conoces bien la compañía a la cuál te estás postulando.


2 - ¿Por qué deberías ser seleccionado?

Esta pregunta, al igual que otra del estilo de “¿Qué puedes aportar a la empresa?” intenta descubrir cuáles son las habilidades y fortalezas que podrías aportar. Aquí es donde debes demostrar que estás capacitado para cumplir las expectativas, explicando acerca de cómo tu formación u experiencia profesional podrían contribuir a la demanda del puesto.


3 – Cuéntanos acerca de ti


Esta pregunta parece muy amplia y las posibles contestaciones demasiado diversas; por lo que el entrevistado puede bloquearse y no saber qué contestar. Pero justamente lo que se busca es analizar la capacidad de respuesta del candidato. Lleva una respuesta preparada que suene convincente y contesta sin titubear, ya que los primeros segundos deben ser bien aprovechados. Ni siquiera tienes que contestar acerca de ti a nivel laboral, pero trata de “sacarle jugo” a tu contestación contando, por ejemplo, como el voluntariado te ha ayudado a crecer en tu carrera o cuestiones del estilo. Se breve y convincente.


4 - ¿Por qué has estado tanto tiempo sin trabajar?

Puede que no hayas tenido mucha “suerte” en tus anteriores trabajos, pero en realidad lo que el reclutador quiere saber es si tienes un perfil conflictivo o problemático. Lo mejor es que apeles a la sinceridad, pero no cayendo nunca en cuestiones como criticar tu antiguo trabajo ni a tus jefes o compañeros. Si el caso es que tú has dejado el trabajo, puedes argumentar que ya no encontrabas posibilidades de seguir creciendo en tu antiguo puesto.


5 – ¿Qué piensas de tu anterior jefe?

Como ya mencionamos, nunca y por nada del mundo se te ocurra hablar mal de tus antiguos superiores. Responde esta pregunta con algo como que si bien has tenido jefes con estilos de liderazgo distintos, algunos más positivos y otros no tanto, rescatas el poder haber aprendido diferentes formas de gestión y cómo lidiar con cada una de ellas.


6 - ¿Cuánto quieres ganar?

Este es un tema que puede ser incómodo pero es ciertamente uno de los que más interesará a los candidatos, ya que en menor o mayor medida, las personas viven de su trabajo. Lo cierto es que si mencionas una cifra nunca sabrás si te has postulado por demasiado o por demasiado poco. Si bien debes tener en claro el salario que se maneja en el puesto al que postulas, lo mejor es que no hables específicamente de una cifra. Contesta algo como que te gustaría recibir un pago justo por tus tareas y pregunta qué cifras manejan ellos para el puesto al que postulas, tomando el control de la situación.



Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.